Tras un largo día de trabajo

Tras un largo día de trabajo, de compras, un viaje de muchas horas o la tensión acumulada tras una situación complicada… ¿puede haber algo mejor que un buen masaje? Piénsalo, porque probablemente no lo haya.

Y es que un buen masaje es, además de una gran experiencia sensitiva una terapia fantástica para eliminar dolores leves, cansancio o estrés. De hecho, el masaje es una de las formas terapéuticas naturales más antiguas que se conocen.

Los beneficios de los masajes son numerosos puesto que no ayudan sólo a relajar nuestro cuerpo y musculatura, sino también la mente haciendo que nuestra energía llegue a duplicarse en poco tiempo.

Además de calmar dolores, aliviar la presión de distintas zonas corporales, favorecer la eliminación de toxinas o ayudarnos a dormir entre otros muchos beneficios, los masajes también son idóneos para mejorar la circulación sanguínea.

Por ello, en Varicentro te damos una serie de pautas para que puedas conocer los mejores masajes para prevenir las varices. Y lo mejor todo, aquellos masajes sencillos, que puedes hacerte sin necesidad de recurrir a un experto.

Siéntate donde prefieras y eleva tus piernas un poco, ya que es muy importante que no las tengas colgando. Comienza tu masaje de forma ascendente usando tus manos y dedos. Para ello usa una crema corporal o aceite.

Puedes hacerte masajes ejerciendo una leve presión en tus piernas y realizando suaves movimientos circulares. También puedes darte pequeños golpecitos en las piernas. Puesto que todo ello te ayudará a activar la circulación, evitar que se acumule la sangre y que así fluya con mayor facilidad.

No olvides que debes evitar realizarte masajes en zonas en las que las varices sean muy abundantes. En ése caso, te recomendamos que acudas a un especialista médico como los que puedes encontrar en nuestras clínicas Varicentro.

Dedícate un poco de tiempo a cuidarte, con el paso del tiempo, verás los resultados, lo agradecerás y podrás seguir luciendo unas piernas perfectas.